Minientrada

La excesiva proporción de trabajadores con contratos temporales es otra de las asignaturas pendientes de España, a la cabeza de la UE en este sentido. La última EPA muestra un dato positivo en este indicador de inestabilidad en el empleo: la tasa de temporalidad se reduce por primera vez en los últimos años, cae hasta el 26,1%, que aún sigue siendo un dato muy elevado.

Cabe destacar una cuestión, en la que el Gobierno tiene poder de intervención directa: la temporalidad no se contrae más, entre otros motivos, porque está aumentando en el sector público. En el sector privado, la tasa de temporalidad cayó al 25,7% al cierre de 2019, frente al 27% de un año antes, mientras que en el sector público el porcentaje creció hasta el 27,8% (desde el 26,3% de finales de 2018).

Otro signo de precariedad en el empleo que deberá afrontar el nuevo equipo de Trabajo es la alta tasa de parcialidad involuntaria: más de la mitad de los 2,9 millones de trabajadores con contratos a tiempo parcial (un 51%) afirman que tienen este tipo de jornada porque no encuentran un empleo a tiempo completo.

La OIT pide en su último informe anual atender no solo a los datos de desempleo, sino también a los de “subempleo”. Estos  “subempleados” reúnen a población en paro, empleada menos horas de trabajo de las que demanda y personas inactivas por estar desanimadas respecto a sus posibilidad de encontrar un trabajo.

Los retos del Nuevo Gobierno: La temporalidad cae, pero se mantiene alta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s