Galería

Los retos del nuevo Gobierno: Largo periodo de bajo crecimiento

No será una recesión, ni siquiera una crisis, pero España afronta un escenario de bajo crecimiento hasta el año 2022. El consenso de los analistas sitúa el avance del PIB hasta ese año en el entorno del 1,6%, por lo tanto, muy debajo —salvo los años de la Gran Recesión— de la media histórica de España, que en 18 de los últimos 25 años ha crecido claramente por encima del 2%. Y de ese cuarto de siglo, nada menos que 12 años (la mitad) el avance se ha situado por encima del 3%.

¿Las causas? El agotamiento de los vientos de cola (tipos de interés, petróleo barato…); el enfriamiento    del mercado inmobiliario (que ha tirado de la economía durante la recuperación); el envejecimiento,  que reduce la propensión al consumo, el contexto exterior y un comportamiento más prudente de los hogares pese al incremento de su renta disponible por los salarios y la creación de empleo. Y todo ello en un contexto de muy baja inflación (inferior al 1%) y de mayores incertidumbres vinculadas al populismo y a la inestabilidad política.

Se trata, por lo tanto, de un escenario inédito, salvo en las recesiones, que es justamente al que tendrá que enfrentarse el próximo Gobierno.

La noticia buena es que España encara el futuro con superávit exterior, lo que supone un hecho histórico (al menos desde 1959 ) en la economía, acostumbrada a generar cuantiosos déficit en la balanza de pagos por problemas de competitividad. Pero la mala es que después de la crisis, no ha sido capaz de eliminar los grandes desequilibrios  acumulados durante los años de contracción de la actividad. Siguen ahí como una losa que pesará en la acción del próximo Ejecutivo.

En particular, el desempleo, que continuará por encima del 14% en 2020, como acaba   de estimar la OCDE. O la deuda pública, que continuará muy cerca del 100% PIB durante los próximos años. Un nivel que, incluso, podría empeorar hasta el entorno del 133% del producto si se produce una normalización de los tipos de interés, como ha advertido    la Airef. Algo que, en todo caso, a la vista de la curva de rendimientos de la deuda pública, parece poco probable a corto y medio plazo.

de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s