Galería

La pobreza en el empleo y los contratos a tiempo parcial

En la mayoría de los casos, el problema del bajo salario es que tienen un contrato a tiempo parcial, por lo que, aunque respeten el SMI por hora, a final de mes no llegan a acumular el salario equivalente a la jornada completa.

El estallido de la crisis evidenció los graves problemas estructurales del mercado laboral español y una década después siguen sin solución. España no es solo el segundo país europeo con mayor tasa de paro, solo superado por Grecia, sino que también sufre un serio problema de salarios..    Desde el año 2009 el salario medio apenas ha subido un 4% y el salario mediano es más bajo del que había en 2013. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el verdadero factor que ha provocado la atonía de los salarios y la proliferación de trabajadores pobres ha sido la mala calidad del empleo: la temporalidad y, especialmente, el trabajo a tiempo parcial.

Los datos de la EPA publicados  por el INE revelan que el 80,3% de los trabajadores con contrato a tiempo parcial no superan los 1.000 euros de salario mensual. Más de la mitad, el 55,5% no llega ni siquiera a ingresar 717,2 euros brutos al mes, esto es, incluyendo las retenciones del IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador. Por su parte, el 24,8% gana entre 717 y 1.001 euros al mes. Una cuantía que en neto es ligeramente inferior.

La proliferación del empleo a tiempo parcial tras el estallido de la crisis ha provocado que este colectivo sea cada vez más numeroso. Si bien antes del estallido de la crisis suponían en torno al 11% de los asalariados, ahora son ya el 16%. Esto significa que existen ya más de 2 millones de asalariados que no llegan a 1.000 euros al mes. Es aquí donde está el gran foco de pobreza de España. A medida que el número de horas de la jornada laboral se reduce, los problemas de salarios se multiplican.

Según los datos del INE, el salario medio de los trabajadores con contrato a tiempo parcial fue de 731,44 euros brutos al mes. Esto es, ni siquiera llegan al salario mínimo interprofesional (SMI) de 2018. Y mucho menos llegarán al SMI de 2019 si finalmente se aprueba la subida hasta 950 euros  netos al mes. Esto no significa que las empresas estén incumpliendo la normativa del salario mínimo, sino que, como no trabajan una jornada completa, su retribución es inferior.

 

Este efecto de la jornada de trabajo está en la base del aumento de la desigualdad desde el estallido de la crisis.

de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s