Galería

Todo sobre la facturación: Proceso de recuperación

A tu cliente moroso debes remitirle una factura que sustituya a la que originó la deuda. Esto lo haremos mediante factura rectificativa, en la que se señale la corrección con saldo negativo, para anular el saldo positivo emitido con la anterior.

En tu libro de registro de facturas debes apuntar la nueva factura realizada, enviando a Hacienda la misma, para que tenga constancia de lo ocurrido. Y, por último, incluir dicho apunte en el modelo trimestral de IVA que corresponda.

Según añaden estos asesores, también habrá que comunicar vía electrónica a la Agencia Tributaria que se ha emitido dicho documento. Debe hacerse en el plazo máximo de un mes desde dicha emisión. Y no olvides que esta última emisión de factura debe realizarse sí o sí, en el plazo de tres meses, según explican, que empiezan a contar al cumplirse seis meses del impago.

de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s