Galería

La odisea de alquilar piso sin nómina ni contrato

 

La alta demanda, los precios por las nubes y la escasez de viviendas   hace que alquilar un piso en las grandes ciudades sea una tarea complicada.

Luis alquila un piso de tres habitaciones en la zona de Cuatro Caminos, en Madrid, pero no se lo enseña a cualquiera. “Tienes que mandarme antes un emailcon tu nómina y tu contrato”, pide. “No enseño el piso al que no demuestre tener dinero para mantenerlo”. Cuando el interesado le dice que es autónomo y que no tiene contrato ni nómina que enseñar, el casero solo acepta una solución: solicitar un aval bancario, que suele suponer el depósito de varias mensualidades más comisiones. Un autónomo necesitaría disponer de más de 2.000 euros por anticipado solo para poder ver el piso de José Luis.

Pero el más difícil todavía es buscar piso siendo autónomo. No es que con  Luis, el casero del inmueble en Cuatro Caminos, hayamos tenido mala suerte. Puestos en contacto con    más de una decena de pisos   anunciados en páginas de alquiler haciéndonos pasar por autónomos. En la mayoría nos han solicitado un aval –en algunos casos familiar, que no supone un desembolso extra– o varios meses de depósito adicional.

de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s