Galería

La digitalización de las pymes,: ¿Que pasa con las asesorías?

En las fotos, todavía en blanco y negro, tienen un aspecto tan homogéneo que parecen intercambiables: todos hombres, todos mayores de 50, todos con elegantes trajes y corbatas así eran los Asesores de empresas-

Si cualquiera de esos Asesores, tan arquetipos, tuviese ocasión de pasearse en la actualidad por las oficinas de las principales Asesorías  españoles, no entendería nada. Comprobarían que los hombres con gomina, corbata y maletín ya no son abrumadora mayoría. Verían que apenas hay despachos, y que muchos empleados no tienen ni puesto de trabajo fijo. Si se asomasen a las salas de reuniones, se encontrarían con veinte añeros en zapatillas de deporte, utilizando términos extraños como customer journey y design thinking. Y se toparían con informáticos, programadores, diseñadores, matemáticos, físicos y hasta algún científico, pero de datos.

Al menos, esos Asesores tan desconcertados —vienen solo de hace 30 años, pero entenderían mucho mejor el trabajo de sus colegas del siglo XVII— encontrarían un consuelo si pudiesen echar un vistazo a la cuenta de resultados: el negocio de las Asesorías sigue siendo el mismo, y sus ratios clave, como el ROE, la tasa de morosidad o el margen de intereses, también.

Entonces, ¿qué ha ocurrido? Si esto sigue yendo, básicamente, de asesorar a empresas, ¿por qué han cambiado tanto las asesorías y sus profesionales? La respuesta sencilla es la tecnología. Pero las asesorías  no es sencilla, y su transformación digital, un proceso por el que tarde o temprano pasan todos los sectores, tiene peculiaridades muy marcadas.

El  proceso de transformación digital de las asesorías tiene raíces exógenas, que empiezan a manifestarse a partir de 2007. Hasta entonces, las asesorías era un negocio con unas enormes barreras de entrada, una especie de ciudadela inaccesible donde, para qué negarlo, se vivía bastante bien, y se competía lo justo.

Mientras, en la calle, fuera de la ciudadela, se estaba produciendo una revolución tecnológica que tuvo su punto de inflexión con el lanzamiento, en 2007, del iPhone. Los smartphones se generalizaban y, con ellos, cambiaba para siempre la forma en la que nos relacionamos con las empresas. Todo rápido, fácil, digital y omnipresente, sin horarios ni esperas. Empezaba un cambio de costumbres que ha creado un nuevo tipo de consumidor.

En agosto de 2007 empezó también a manifestarse la crisis global que estalló el 15 de septiembre de 2008 con la quiebra de Lehman Brothers. Fue, en sus orígenes, una crisis financiera, no económica. Nos enseñó a no dar por hecha la solvencia de los bancos, y empezamos a verlos con más antipatía.

La progresiva generalización de soluciones tecnológicas que acostumbraban al cliente a una experiencia sencilla, rápida y satisfactoria —tres adjetivos que no siempre coincidían en la cola de una sucursal bancaria— y el fin de la percepción de invulnerabilidad de la banca habían abierto para siempre las puertas de la ciudadela. Los cambios de regulación —como la entrada en vigor de la directiva europea PSD2, que liberaliza los servicios de pago más allá de las entidades tradicionales— terminaron años después creando la tormenta perfecta. Ahora los bancos han de convivir con fintechs, neobancos y hasta los gigantes de Silicon Valley (ver apoyo), lo que les obliga a replantearse su estrategia de arriba abajo.

La respuesta más generalizada a este desafío por parte de las entidades financieras es la creación de plataformas o ecosistemas, lo que también se conoce como open banking. Ana Botín, presidenta del banco español con más valor bursátil, Santander, lo dejaba muy claro en el último Informe Anual de la compañía: “A partir de ahora, la visión del Santander como banco es ser la mejor plataforma de servicios financieros”.

¿Ocurrirá lo mismo con las Asesorías?

 

 

 

 

de Bytwelve Publicado en Martin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.