Galería

5 fórmulas para convertir tu vivienda en una renta para la jubilación : 1. Hipoteca inversa pura

España tiene un problema. El aumento imparable de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad hacen cada vez más insostenible el modelo de pensiones públicas. Todos los estudios (de la OCDE, de institutos de investigación, de universidades…) indican que a medio plazo las pensiones de jubilación deberán ser inferiores a las actuales.

La querencia    de los españoles por comprar casas puede ser una solución a este desafío. Hay muy poco ahorro para completar la pensión de jubilación, pero mucho patrimonio inmobiliario que podría ser utilizado para generar rentas.

El Instituto Santalucía (en colaboración con profesores de las universidades Carlos III y Jaume I y la firma Airos) ha elaborado un estudio    en el que analiza las diferentes fórmulas que tiene un particular para conseguir liquidez a partir sus propiedades inmobiliarias. Es decir, convertir un activo como un piso en una renta financiera o vitalicia.

La hipoteca inversa, que se creó hace 10 años y ha tenido poco éxito comercial,    es la fórmula más famosa, pero hay otras opciones como las rentas vitalicias o la venta de la nuda propiedad.

«Aquí hay un mercado durmiente que cuando se despierte, porque las necesidades aprieten, se va a desarrollar muchísimo», apunta Jorge Martínez Ramallo, socio de Airos y coautor del estudio.

  1. Hipoteca inversa pura

Una persona de 75 años es propietaria de un piso valorado en 200.000 euros, pero necesita tener una renta que complete su pensión de jubilación. Acude al banco y pide un préstamo de 100.000 euros. Como garantía de devolución de ese capital, más los intereses, ofrece su propia vivienda.

Normalmente, ese préstamo tiene una duración prefijada, aunque también se puede establecer con una línea de crédito de la que se van disponiendo cantidades en función de las necesidades.

Cuando vence el préstamo, el cliente debe devolver el dinero del que ha ido disponiendo. Si no tiene liquidez, deberá vender su vivienda. En caso de fallecimiento, los herederos se quedan con la propiedad del piso, pero deben devolver al banco las cantidades prestadas.

«El problema es que en España hay mucho apego por la propia residencia y mucho interés por dejar propiedades en herencia, pero esto está cambiando», apunta Pedro Serrano, profesor de economía financiera en la Universidad Carlos III de Madrid, que también ha participado en el estudio.

En la actualidad, las entidades financieras ofrecen entre un 50% y 60% del valor de tasación del inmueble. Una de las pocas entidades que comercializa en España la hipoteca inversa es Optima Mayores,   , que cuenta con un acuerdo con el banco portugués BNI Europe para realizar este tipo de operaciones.

de Bytwelve Publicado en Martin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.