Galería

El Ejecutivo aprueba un nuevo decreto: Permiso de paternidad a 16 semanas

El Gobierno ha aprobado este viernes por decreto ley la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, una medida que convierte a España en uno de los países más avanzados en cuanto a la prestación tras nacimiento de un hijo para los progenitores varones, que tendrán 16 semanas en exclusiva y pagados al 100% a partir de 2021. La intención del Ejecutivo es favorecer la «corresponsabilidad» y la igualdad de las mujeres en el trabajo. «La maternidad no puede ser un arma en contra del desarrollo laboral y ciudadano de las mujeres, sino una opción libre de la mujer», ha dicho Carmen Calvo, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, tras el Consejo de Ministros. El texto incluye otras medidas para acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, como un registro de salarios para evitar la discriminación por sexo.

Tras su entrada en vigor, al día siguiente de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y durante el resto de 2019, pasará de las actuales cinco semanas a ocho. Desde el 1 de enero de 2020 subirá a 12, y será en 2021 cuando padres y madres disfrutarán de permisos iguales, intransferibles y retribuidos de 16 semanas,  que serán ampliables en casos de partos múltiples en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. El impacto presupuestario para 2019 se calcula entre 250 y 300 millones de euros. La equiparación total, en 1.200 millones, según cálculos del Gobierno.

Hasta ahora, los padres disponían de un permiso voluntario e intransferible de cinco semanas, mientras que el de las madres era de 16 semanas, de las cuales las seis primeras eran obligatorias y exclusivas, y las 10 restantes voluntarias y transferibles. Con la nueva regulación, los padres también tendrán seis semanas de baja obligatoria tras el nacimiento, es decir, ambos progenitores dejarán de trabajar durante el primer mes y medio de vida del bebé. Las 10 semanas restantes de cada uno serán voluntarias e intransferibles, es decir, que si uno opta por no cogerlas, no se las podrá ceder al otro. Se podrán disfrutar en cualquier momento dentro del primer año del niño.

El texto justifica la obligatoriedad de las seis semanas de permiso paterno, que «habrán de disfrutarse a jornada completa, para el cumplimiento de los deberes de cuidado previstos en el artículo 68 del Código Civil». Este artículo establece las obligaciones de los cónyuges, entre las cuales figuran «compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo». Otra novedad que establece el decreto es que cuando ambos progenitores «ejerzan este derecho con la misma duración y régimen, su duración se extenderá en una semana más para cada uno».

Todos los grupos políticos del Congreso aprobaron en junio de 2018 debatir sobre permisos de paternidad y maternidad iguales.   El texto del Ejecutivo establece que las primeras seis semanas sean obligatorias para ambos progenitores, mientras que el partido morado defendía que solo lo fueran las dos primeras semanas, y que a partir de ese momento las parejas decidan cómo repartirse el resto de los días previstos por ley. Pese a esta crítica, Montero ha confirmado que su partido apoyará el texto en el Congreso. También a favor se muestra el PNV, informa Mikel Ormazabal. De hecho, el Gobierno vasco está preparando una reforma del decreto de ayudas a la conciliación que supondrá la ampliación del permiso de paternidad a 16 semanas.

Desde la patronal CEOE ya se había advertido que el contenido de este decreto no gustaba. El pasado lunes, en una larga reunión con las secretarias de Estado de Igualdad y Empleo y las responsables de Igualdad de UGT y CC OO, sus responsables trataron de rebajar el contenido. Y han conseguido modificaciones significativas, como la introducción de un periodo transitorio para la obligación de que las empresas de más de 50 trabajadores presenten planes de igualdad o que si hay una diferencia del 25% en el salario medio de hombres y mujeres no se presuponga discriminación. A pesar de esto, CEOE rechaza este decreto porque cree que introduce muchas cargas administrativas y burocráticas a las empresas, y también porque considera que lastrará el empleo en aquellos trabajadores en edad de tener hijo.

de Bytwelve Publicado en Martin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.