Galería

El Ejecutivo aprueba un nuevo decreto: La exigencia a más compañías de elaborar planes de igualdad

El Consejo de Ministros   ha dado luz verde   a un registro de los salarios desagregados por sexo y la ampliación del número de empresas que estarán obligadas a contar con planes de igualdad. Hasta ahora, eran las que tuvieran 250 empleados o más. A partir de que este decreto se publique en el BOE deberán tenerlo las compañías de más de 150. Desde el segundo año de vigencia, las de más de 100, y al tercero, las de más de 50. Estos planes de igualdad deberán hacerse constar en un registro que dependerá de la dirección general de Trabajo y formará parte del que ya existe de convenios y acuerdos colectivos.

Para ponerlos en marcha se partirá de un “diagnóstico negociado” entre el empresario y los representantes de los trabajadores. Y deberán contener “un conjunto ordenado de medidas evaluables” entre las que están “al menos, las siguientes materias: proceso de selección y contratación, clasificación profesional, formación, promoción profesional, condiciones de trabajo (incluida la auditoria salarial entre mujeres y hombres), retribuciones, prevención del acoso sexual, infrarrepresentación femenina y ejercicio corresponsable de la vida personal, familiar y laboral”.

Además, el empresario también tendrá que tener un registro en la empresa con los “valores medios de los salarios,    los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo”. A este registro podrán acceder “los representantes de los trabajadores en la empresa” y los miembros de los comités.

Según apunta el texto, el retraso en poner en marcha estas medidas, «conllevaría un daño de difícil reparación que no puede ser asumido por una sociedad moderna como la española». Y apunta a la brecha de género en un mercado laboral nuevo,    ligado a la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y la ciencia: «Los nuevos puestos laborales que están siendo creados son, a su vez, los mejor remunerados; por ello, las políticas públicas de igualdad deben remover los obstáculos que impidan el acceso y desarrollo de las mujeres en los ámbitos de la ciencia, la investigación y la tecnología». Con esto, el Gobierno busca «que existan las condiciones necesarias para que la igualdad sea efectiva en el empleo y la ocupación».

El objetivo principal de este último decreto ley aprobado por el Gobierno es reducir la brecha salarial, que según figura en la exposición de motivos del texto legal, “no ha sido reducida en los últimos años”.

de Bytwelve Publicado en Martin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.