Galería

Qué estamos haciendo mal en España para que casi todos seamos más pobres: Cuando el dinero no llega

Los salarios son bajos y el empleo es poco e inestable, recuerda el informe. El trabajo a tiempo parcial se ha popularizado, la rotación es alta y la duración media de los contratos se ha reducido en más de 22 días, de 72 a 49,45. El 51,65% de los trabajadores son temporales, parciales o ambos. Una vez más, todos estos factores confluyen tanto para que el mercado laboral sea un generador de desigualdad como para que “el empleo haya perdido su capacidad de movilizar a personas en situación de pobreza hacia niveles medios de ingresos”.

España genera mucha menos clase media que  los países del entorno, como muestra el gráfico anterior. No es un proceso nuevo, sino que se remonta incluso a antes de la crisis, como mostraron Luis Cárdenas del Rey y Daniel Herrero en una reciente investigación. Es, en parte, la consecuencia de la destrucción de la industria durante los 80 y los 90, cuando los trabajadores disfrutaban de más derechos laborales y una mejor capacidad de negociación colectiva que les permitía obtener remuneraciones más altas. El crecimiento basado en sectores de baja productividad y poco valor añadido (construcción,  servicios inmobiliarios y comercio al por menor), donde la forma de aumentar beneficios es la contención salarial, ha contribuido a esta situación.

Esto no habría sido tan grave si, como denuncia Oxfam, los poderes públicos no hubiesen contribuido a aumentar la precariedad, dando prioridad “al beneficio empresarial frente a los salarios”. Durante la crisis, las medidas políticas se han centrado en apretarse el cinturón en materia de salarios con el pensamiento de que los beneficios se reinvirtieran, pero no ha sido así: se han destinado a dividendos y no a la expansión de la capacidad productiva o a la inversión en bienes de equipo, señala el informe citando un trabajo  del ‘think tank’ Funcas.

La solución, diversificar la economía hacia sectores de mayor productividad. De lo contrario, se corre el riesgo de consolidar el crecimiento en empleos de bajos salarios y de alta temporalidad y rotación. Una situación que se agravará aún más con la llegada de la cuarta revolución industrial y la automatización   de empleos.

Qué estamos

de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s