Galería

Los españoles ¿son buenos ahorradores? Nos falta oferta y demanda.

En la industria financiera local hay un problema de oferta, pero también de demanda. En el caso de la oferta, España es un país todavía muy bancarizado como demuestra el hecho de que cerca del 90% de los productos se distribuye a través de las sucursales a pie de calle.  Este monopolio que conservan los bancos es una de las principales causas, si no la principal, de la escasa diversificación del ahorro fuera del inmobiliario por parte de los españoles y cuando te dedicas a colocar productos de los que obtienes comisiones, en vez de recomendar lo mejor para el cliente, sueles acabar vendiendo lo que a ti te conviene, sea adecuado o no para los clientes.

Las necesidades de capital o los vientos regulatorios pueden tentar a las entidades a dirigir a sus clientes hacía unos productos u otros. Los bancos aducen que si el inversor es conservador no le pueden vender activos de más riesgo. Sin embargo, la historia reciente está llena de ejemplos del poder de la red a la hora de influir en las decisiones de inversión (¿cómo si no se explica que se destinaran miles de millones a participaciones preferentes?). Hoy en día se siguen dando conflictos de interés entre los bancos y sus clientes. Por ejemplo, las necesidades de ahorro a largo plazo no pueden ser cubiertas por medio de productos a corto plazo, como los depósitos, que no baten a la inflación. Sin embargo, los depósitos en aquellos bancos más consolidados y con una buena imagen de marca son la fuente de financiación más barata.

Las alternativas de ahorro e inversión son cada vez más complejas y no se puede cargar exclusivamente sobre los hombros del cliente la toma de decisiones sobre su patrimonio a largo. Pero tampoco esa labor se puede delegar por completo en las entidades. Los ciudadanos deben de ser más proactivos a la hora de preocuparse por su dinero.  Los españoles conocemos todas las ofertas que hay en el mercado de los teléfonos móviles y si vamos al concesionario sabemos más de coches que el vendedor. Sin embargo, cuando se trata de adquirir un producto financiero nos automedicamos con el consejo de un vecino y no solemos recurrir a una segunda opinión de un asesor cualificado.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s