Galería

Permisos retribuidos por estas tres situaciones: Por matrimonio, nacimiento de hijos y fallecimiento de un familiar.

 

Los permisos retribuidos por estas tres situaciones que aborda la sentencia (matrimonio, muerte de familiar y nacimiento de un hijo) están reconocidos en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 37.3, pero pueden ser ampliados por los convenios colectivos. En este caso, el Convenio Estatal de Contact Center recoge en su artículo 28 que “los trabajadores, previo aviso y justificación, podrán ausentarse del trabajo, con derecho a retribución, y desde que ocurra el hecho causante” durante 15 días naturales en caso de matrimonio, tres días por el nacimiento de un hijo, cuatro días “en caso de fallecimiento de cónyuge, padres, padres políticos, hijos y hermanos” y dos días por la muerte de “pariente hasta el segundo grado de consaguinidad o afinidad y hermanos políticos”.

El Alto Tribunal da la razón a la Confederación General del Trabajo (CGT), que acudió a la Justicia para reclamar que estos permisos contemplados en el convenio de Contact Center se empezaran a contabilizar desde el primer día laborable cuando el “hecho causante” cayera en día no laborable para el trabajador. El sindicato reclamaba una interpretación “que no minorase otros derechos importantes como el disfrute de días festivos o el derecho al descanso intersemanal”.
Tras una primera sentencia desfavorable de la Audiencia Nacional en julio de 2016, que desestimó la demanda del sindicato, el Supremo atiende ahora a la petición del sindicato, a cuyo recurso de casación se adhirieron Comisiones Obreras y UGT.

“Llevar al absurdo de privar del permiso”

Con la interpretación de las empresas del sector, de la Audiencia Nacional y la más extendida hasta el momento, el permiso debía ser disfrutado de manera inmediata al acontecimiento que lo provoca. Dos ejemplos: si el padre de una empleada moría un sábado no laborable para esa trabajadora o este pasado 30 de marzo (Viernes Santo), el permiso comenzaba entonces y se veía afectado –recortado o incluso agotado– por los festivos que suceden a estas fechas.
El Tribunal Supremo falla ahora en otro sentido y establece, como demandan los sindicatos, que el día inicial para el disfrute de los permisos “cuando el hecho causante se produzca en día feriado debe ser el primer día laborable que le siga”. El Alto Tribunal interpreta que la frase del convenio ‘y desde que ocurra el hecho causante’ no implica que este permiso deba aplicarse de manera inmediata, sino simplemente con posterioridad al “hecho causante”.
Los magistrados de la Sala de la Social argumentan sobre el comienzo de los permisos contemplados en el convenio que “el día inicial no puede ser un día feriado” ya que el texto habla de “ausentarse del trabajo”, por lo que deberá contarse a partir del primer día laborable. Además, los jueces sostienen que “otra solución podría llevar al absurdo de privar del permiso, o de días de permiso, en los supuestos en que el hecho causante acaece al inicio de varios días feriados seguidos, lo que es contrario al espíritu del artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores y a la norma convencional”.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s