Galería

¡Cuidado con el voraz Montoro! Lo que debemos de saber sobre la declaración de la Renta 2016: Propietarios de viviendas en alquiler

En primer lugar, el arrendador debe saber que está obligado a declarar las rentas provenientes del alquiler de su vivienda   pero hay una serie de gastos que se puede deducir, siempre que se puedan justificar.  

1.- Los intereses de préstamos vinculados a la vivienda, en los que se haya incurrido en la adquisición o mejora del bien.

2.- Los tributos que incidan sobre los rendimientos o sobre la vivienda: el IBI, las tasas por limpieza, recogida de basuras, alumbrado, vado y los gastos de comunidad, etc.

3.- Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico.

4- Gastos de conservación y reparación (que no incluyen las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de la vivienda): son los efectuados regularmente con la finalidad de mantener el uso normal de los bienes materiales, como el pintado, revoco o arreglo de instalaciones. También los de sustitución de elementos, como instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad u otros.

El alquiler de vivienda vacacional no puede beneficiarse de estas deducciones y reducciones, advierte la abogada Natalia Galindo

5- La prima del seguro de hogar. Ya sean de responsabilidad civil (incendio, robo, rotura de cristales) u otros de naturaleza análoga, sobre los bienes o derechos productores de los rendimientos.

6- La amortización del inmueble y de los bienes que contenga (el 3% del valor catastral de construcción por el desgaste del mismo sin incluir el suelo).

7- Las cantidades destinadas a servicios o suministros de luz, agua, gas, teléfono, cuidado de jardines, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con la finca siempre que el inmueble esté destinado a uso de vivienda habitual; a la cantidad resultante de los ingresos menos dichos gastos se le aplica una reducción única del 60% independientemente de la edad de los inquilinos. La reducción del 100% que existía para inquilinos menores de 30 años ya no es posible.

Pero, cuidado estas deducciones y reducciones no se aplican a todos los alquileres. Por ejemplo, las viviendas vacacionales, que se alquilan por temporadas en la costa, no pueden beneficiarse. Si bien  sí se puede reducir si alquila a estudiantes, ya que la Agencia Tributaria es más flexible y entiende que, por ejemplo, de septiembre a junio es un periodo lo suficientemente amplio para no ser entendido por un arrendamiento de temporada.

Inquilinos

Muchos inquilinos o arrendatarios, por el contrario, tendrán muy pocas ventajas fiscales en su próxima declaración de la renta. Especialmente aquellos que firmaron un contrato de alquiler en 2015. “La reforma fiscal    que entró en vigor el 1 de enero de 2015 ha suprimido la deducción estatal por alquiler de una vivienda para uso habitual. No obstante, todas las comunidades autónomas han regulado deducciones autonómicas, salvo Baleares, Murcia y La Rioja”, explica Natalia Galindo.

Si es inquilino solo se podrá deducir el alquiler si firmó el contrato antes del 31 de diciembre de 2014. Así, el arrendatario podrá deducirse un 10,05% de los importes con un máximo de 9.040 euros para rentas de hasta 17.707,20 euros anuales. A partir de ese tope el porcentaje deducción irá decreciendo.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s