Galería

Tema de la semana: Rumores que matan a la empresa

En  la empresa casi todo se acaba sabiendo y Radio Macuto es mucho más rápida que cualquier otro medio de comunicación, especialmente cuando se trata de expandir algo malo. Por esa razón, dejar que los rumores tomen el control puede ser devastador para la imagen y credibilidad de una persona, marca o compañía.   A menos que la empresa tome la delantera. Porque los rumores sólo encuentran sitio cuando los canales oficiales callan.  Cuando la comunicación fluye de forma abierta y transparente y todo el mundo está informado de la evolución de los proyectos, cambios y movimientos, se da menos pábulo al rumor. Porque la gente sabe que enseguida podrá acudir a la fuente oficial para informarse.

Si aun así se producen malas interpretaciones, será importante reaccionar con celeridad.   Permanecer callado o ignorarlo no serán buenas opciones ya que dañarán la transparencia de la empresa y sólo se conseguirá que la crisis continúe creciendo. Incluso si el rumor contiene algo (o mucho) de fundamento. El error nos hace más humanos, reales y creíbles. Se valora más a una empresa que reconoce sus errores y dificultades que a una que aparenta no tenerlos, aunque se estén viendo claramente.

Los empleados más tóxicos suelen ser los primeros sospechosos cuando se busca el origen de la cadena de rumores. Un entorno desfavorable, problemático o dañino es caldo de cultivo para la rumorología porque las personas están a la defensiva y expectantes de noticias. Las venganzas personales también pueden ventilarse en forma de bulos, con los que se trata de desacreditar a un compañero o jefe ante terceros.  

En ocasiones excepcionales puede suceder que sea la propia empresa quien deliberadamente ponga en circulación un rumor con fines interesados. Es el mismo procedimiento que siguen los políticos. Se lanza un globo sonda para calibrar el impacto que podría tener en la organización una determinada medida. Se filtra una posible supresión de la jornada reducida o un cambio en la política de incentivos, y en función de si la reacción que provoca en la plantilla es más o menos combativa se decide si se hace o no.  

 

 

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s