Galería

Personajes: José López

La pensión de José Lopez, de 84 años y residente en Dos hermanas (Sevilla), es el salvavidas de la mitad de su familia. De sus seis hijos, de entre 45 y 60 años, tres tienen empleo estable y otros tantos han emigrado a Ibiza, Mallorca y Huelva, donde encadenan  trabajos temporales que no les dan para vivir. “Exprimidos como limones”, comienza la carta que le ha enviado a la ministra de Trabajo, Fátima Báñez.

José Reinado, en su casa de Morón de la Frontera, desde donde ayuda con su pensión a tres de sus seis hijos.  

“Viven en pisos de alquiler, por los que pagan 550 euros. A eso hay que sumar la luz y el agua. Ganan 800 euros. Acabo de mandarles 300 €uros para que puedan comer”, relata Reinado, quien, ya octogenario, vive uno de los momentos más duros de su vida.

Su hijo Luis es conductor de camiones, pero trabaja en lo que puede en Ibiza, adonde emigró con la esperanza de encontrar un empleo estable. José encuentra ocupaciones esporádicas en la construcción y también realiza labores de fontanería o electricidad. Lo que salga. Antonia, la menor de sus hijas, con 45 años, ha conseguido por primera vez un contrato de un año en un hotel.   

La situación de precariedad le ha llevado incluso a pedir ayuda a Cáritas. “Con lo que ganan trabajando no tienen para comer o comprarse ropa”, resume.

Reinado tiene claro el problema: la precariedad laboral. “Es una enfermedad que costará años erradicar”, afirma en su misiva a Báñez. “Al que tiene dinero, la ley les ayuda a tener más y a los desgraciados les lleva, cada vez más, a caer en la pobreza y la calamidad”, añade.

José es consciente de que, en las condiciones actuales, tendrá que seguir estirando su pensión y la de su esposa, también de 84 años y con problemas de movilidad, para ayudar a sus hijos.  

Cinco años después de la aprobación de la reforma laboral la tasa de paro se ha reducido del 24,8% al 18,5%, lo que ha supuesto que 18,5 millones de españoles tengan un empleo, 300.000 más que el 10 de febrero de 2012. Sin embargo, el empleo que se ha creado en ese mismo periodo es de peor calidad en términos medios. Hay una mayor tasa de temporalidad, las facilidades que la reforma dio para llevar a cabo despidos colectivos disparó los afectados por ERE, especialmente en 2013, y la tasa de desempleo juvenil sigue entre las más elevadas de la UE. Estas son algunas de las caras de la reforma, cinco años después.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s