Galería

Campaña electoral del 26-J: El chantaje de los golfos (V)

“ES DIFICIL ACEPTAR QUE ESTOS IMBECILES REPRESENTEN AL PUEBLO”

MARTIN SHKRLI

¿De quién ha sido la culpa? ¿De Iglesias?

¿Fue entonces la culpa de Pablo? El flirteo con el PSOE ha expuesto a Podemos a una crisis interna, aunque la ruptura se antojaba inevitable desde el momento en que Sánchez formalizó su acuerdo con Ciudadanos. Rivera e Iglesias pueden compartir algunas reformas —ley electoral, independencia judicial, retoques constitucionales—, pero la discrepancia del modelo territorial y del proyecto económico contradecía la ilusión del ménage-à-trois.

Podemos se encuentra en una confusa encrucijada. Los 5,2 millones de votos no los consiguió por su mensaje de izquierdas –nunca hubo tanta gente en el nicho de la izquierda ubicada a babor del PSOE- sino por su transversalidad. Sus mensajes de indignación y sus propuestas de medidas en gran parte obvias trascendían de la dicotomía derecha-izquierda y alcanzaban incluso a buena parte de la clase media centrista o moderadamente conservadora que se ha proletarizado con la crisis. De ahí que deba optar entre mantener esta transversalidad –como pretende Errejón- o inclinarse abiertamente hacia la izquierda mediante el pacto con Izquierda Unida.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s