Galería

La economía real comienza a deteriorarse y nuestros políticos durmiendo la siesta.

La economía real comienza a deteriorarse. Y aunque lo hace de forma suave, marca una tendencia descendente clara. Afecta, fundamentalmente, a a la industria.

La economía real comienza a deteriorarse. Y aunque se trata, por el momento, de una suave desaceleración que afecta únicamente al primer mes del año (los datos de febrero son todavía poco significativos), lo relevante es que supone un cambio de signo.

Tres datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) lo ponen de relieve. El Índice de entradas de pedidos en la Industria volvió a tasas mensuales negativas (-2,7%) en enero; la cifra de negocios en la industria, igualmente, cayó un 1%.

El caso más significativo es el de los pedidos en la industria una vez corregido los efectos del distinto calendario laboral. En enero crece a un ritmo anual del 1,9%. Esta tasa es exactamente la mitad que la registrada en diciembre de 2015. Por destino económico de los bienes, cuatro de los cinco sectores presentaron tasas mensuales negativas, destacando los descensos de energía(–11,5%) y de bienes de equipo (–6,2%). El único sector que aumentó, revela el INE, fue el de bienes de consumo duradero (3,9%).

Otros datos muy recientes de coyuntura apuntan en la misma dirección. Las ventas de grandes empresas, un indicador muy relevante que refleja la fortaleza del consumo, creció en enero un 2,4%, lejos del 3,8% del mes anterior, y también por debajo del 3,9% del último trimestre del año anterior. El diagnóstico sirve tanto para ventas interiores como para exportaciones.

Si se confirma esta previsión, la tasa anualizada del PIB estaría creciendo un 2,5%, ligeramente por debajo del 2,7% que se prevé para el conjunto del año en media anual. Los expertos estiman que ese 0,6% se mantendrá durante buena parte del año siempre que no cambien de forma radical los principales determinantes económicos.

El sector servicios registró un aumento de su facturación del 2,4% el pasado mes de enero en relación al mismo mes de 2015, según datos provisionales publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa, con la que los servicios encadenan ya 29 meses de ascensos, es 2,3 puntos inferior a la de diciembre de 2015, cuando las ventas del sector repuntaron un 4,7%.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de los servicios registró el pasado mes de enero un avance interanual del 3,9%, tasa 1,1 puntos inferior a la registrada en diciembre (+5%).

Los datos del INE reflejan que el empleo en el sector servicios aumentó en el primer mes del año un 2,5% en tasa interanual, cuatro décimas más que en diciembre. Con este repunte, el sector suma ya 21 meses de crecimiento interanual de la ocupación después de casi tres años de caídas.

En términos mensuales (enero de 2016 sobre diciembre de 2015) y eliminado el efecto de calendario y la estacionalidad, la facturación del sector servicios no experimentó cambios, frente al repunte del 0,5% experimentado en diciembre y el crecimiento del 1% de un año antes.

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s