Galería

Por los pelos: las Comunidades de bienes se salvan de tributar, a partir de ahora, por el impuesto de sociedades.

Aquellos autónomos y pequeños negocios constituidos como Comunidad de Bienes, tanto si tienen carácter mercantil como si no, seguirán acogiéndose, como hasta ahora, a la tributación de rentas de los socios comuneros mediante el IRPF. Por lo que están exentas de variación conforme a la nueva legislación.

Las que si experimentarán  las alteraciones en su tributación  procedentes del artículo  7 serán las Sociedades Civiles  cuyo beneficio se someterá íntegramente a partir de ahora al impuesto de sociedades y los socios pagarán el IRPF según sus propias nóminas. Hasta ahora, a pesar de llamarse “sociedad”, una sociedad civil carecía de personalidad jurídica propia y no se consideraba una sociedad mercantil, por lo que sus miembros debían tributar por el IRPF en atribución de rentas y no por el impuesto de sociedades. Es decir cada socio venía imputando en su declaración de la renta y sus declaraciones trimestrales de IRPF un porcentaje de los ingresos y gastos de la actividad económica desarrollada a través de la sociedad civil.

Con esta reforma, la tributación de rentas de la SC en proporción a las ganancias o pérdidas quedará absoleta. Por ello, sus socios debían tributar trimestralmente de acuerdo con la escala de gravamen del Impuesto sobre la Renta y no con los tipos vigentes en Sociedades. Aunque la presión fiscal en el IRPF puede ser mayor, la complejidad burocrática es menor y, sobre todo, hay un convencimiento de que los controles fiscales son también inferiores que cuando se tributa en función de los beneficios. Ahora, lo que está aprobado es que esas sociedades tributen en función de los beneficios íntegros, lo que conlleva mayores exigencias de contabilidad mercantil.

La Administración, en todo caso, ha concedido un periodo transitorio de seis meses -con algunos beneficios fiscales-. Durante ese periodo podrán seguir tributando a la luz del IRPF. La nueva legislación prevé que el acuerdo de disolución con liquidación debe adoptarse por los socios en el primer semestre de 2016, mientras que la sociedad se extinguirá en el plazo de seis meses desde que se adopte el acuerdo.

 

Anuncios
de Bytwelve Publicado en Martin

Un comentario el “Por los pelos: las Comunidades de bienes se salvan de tributar, a partir de ahora, por el impuesto de sociedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s