Galería

Píldoras curiosas (5)

 

La letra pequeña de la legislación fiscal incluye algunas curiosidades desconocidas para muchos contribuyentes:

  • Si después de haber presentado la declaración, el contribuyente se diera cuenta de un error en “su contra” (no se ha incluido un gasto deducible, no se ha aplicado una deducción…) puede recuperar el importe indebidamente satisfecho (o la menor devolución obtenida) con la presentación de una solicitud de rectificación de la autoliquidación, identificando ésta, explicando el error y aportando los justificantes.
  • Si el error fuera “a su favor”, debe presentar una declaración complementaria y cuanto antes. Antes del 30 de junio, no hay recargo; si es después, será de un 5% de la diferencia a ingresar si se presenta en los tres meses siguientes, del 10% si se hace antes de seis meses y del 15% si es entre los seis y los 12 meses siguientes. Pasado ese plazo el recargo será del 20% y, además, habrá que pagar intereses de demora a partir del 1 de julio de 2016.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s