Galería

Declaración de la renta 2014 (7)

¿Los cheques comida, guardería o dietas tributan?

Los pagos en especie, por regla general, tributan como un rendimiento del trabajo más. Pero muchos están exentos de tributación en el IRPF. Son los siguientes y con estas condiciones:

La entrega a los trabajadores, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otra del mismo grupo, siempre que cumpla con las siguientes condiciones. Primera, el valor total entregado a cada trabajador no puede superar los 12.000 euros anuales; segunda, las acciones no pueden venderse en tres años; y tercera, las entregas deben formar parte de un “plan de retribución” preestablecido.

Los gastos de formación no tienen límites si son estudios relacionados con su actividad o con los puestos de trabajo. Se incluyen los gastos hechos para habituar a los empleados a las nuevas tecnologías.

El importe en vales de guardería no tienen límite anual. Sea cual sea la cantidad, no tributa.  Los vales de comida o documentos similares (para utilizarlos en el comedor de empresa, por ejemplo),siempre que no superen los nueve euros diarios. El exceso sería retribución en especie y tributaría normalmente en el IRPF.

La utilización de los bienes destinados a servicios sociales y culturales del personal empleado. Por ejemplo, instalaciones deportivas, gimnasio de empresa, salas de lectura, servicios médicos de empresa…

Servicios de enseñanza. No se considera rendimiento en especie la prestación gratuita o con precio inferior al normal del servicio de educación (preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional) prestado porcentros educativos autorizados a los hijos de sus empleados.

El pago por la empresa del servicio público de transporte, directamente o por fórmulas indirectas de pago como “cheque o tarjeta transporte”, para favorecer el desplazamiento del empleado entre su residencia y el centro de trabajo. No pueden excederse los 136,36 euros mensuales por trabajador, con un límite de 1.500 euros anuales.

Los seguros de salud siempre que cubran al trabajador, también pueden incluir a su cónyuge y sus hijos, y siempre que no excedan los 500 euros anuales por persona. Tampoco hay que declarar los seguros de accidente laboral o de responsabilidad civil del trabajador.

La reforma de Montoro que eleva la base de cotización a la Seguridad Social de los conceptos anteriores, pero no repercute en la tributación del trabajdor en el  IRPF.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s